Hágase en mi

Creo que una de las mejores descripciones de María es el evangelio de la Anunciación. Y lo es porque describe todo lo que vivimos los seres humanos y un plus que es de algunos.

Ante una propuesta imposible de un ser imposible se cuestiona, siente miedo, apela a la razón… Por su corazón debieron pasar cientos de nombres y de rostros. Millones de proyecciones de lo que iba a ser una respuesta afirmativa o negativa. Se imaginaría también aquello de que la iba a cubrir la sombra del Altísimo y el posarse del Espíritu. Todo un torbellino vital de lo que sería de ella y de aquel hijo de Espíritu.

Hasta aquí todo normal. El plus es pronunciar el «Hágase en mi». Dejarse hacer, dejarse modelar desde las entrañas. Dejar sus herencia, para siempre, al mismo Dios.

Dejarse hacer por Otro y por otros. No tantos son tan generosos y menos en esta época de hacerse a uno mismo. Bello relato que anuncia lo que es María, el adviento y, si nos dejamos, cada uno de nosotros.

Feliz segundo domingo de Adviento e Inmaculada.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Hágase en mi

  1. Socorro Caratachea Angel dijo:

    Estimado P. Miguel, fuí su alumna en el Curso: Expertos en Teologia de la Vida Religiosa.

    Gracias por compatir sus reflexiones.
    Un abrazo desde la Cd. de México.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.