Último número

Monográficos

Facebook

Twitter


Revista Vida Religiosa

Imprimir
PDF

“ACEDIA”: “TRISTEZA SIN ESPERANZA” QUE SOCAVA “EL GOZO DEL EVANGELIO”

Escrito por José Cristo Rey G. Paredes.

¿Qué es la acedia? A ella se refiere el Papa Francisco en su exhortación apostólica “Evangelii Gaudium”. La presenta como un vicio paralizante que ataca a los evangelizadores. Produce un“inmediatismo ansioso”. Quiere obtener resultados  pastorales inmediatamente. No  aguanta la espera que requieren los procesos. Las personas atacadas por la acedia (laicos y sacerdotes) están obsesionadas por preservar “su tiempo”. No están dispuestas a perder el tiempo y, por eso, para nada se puede contar con ellas. Revisten su vida de un “gris pragmatismo”. Se apegan a una “tristeza dulzona, sin esperanza”, que es el “elixir del demonio” (EG, 83). La acedia vuelve a los evangelizadores “pesimistas quejosos y desencantados” (EG, 85). La acedia genera desiertos espirituales, ambientes áridos.

¿Qué es la Acedia?

¿Qué es la acedia? Sorprende descubrir que no son pocos los estudios que se dedican a ella en nuestro tiempo[1]. El monje Gabriel Bunge la denomina el “mal oscuro”, la escritora y laica benedictina Katheleen Norris la llama “morfina espiritual” que nos inyectamos cuando se requiere demasiado de nosotros. Reinhardt Hütter la describe como “apatía espiritual”, que favorece la combinación tóxica de la concupiscencia de los ojos con la concupiscencia de la carne. La pensadora francesa Lucrèce Luciani-Zidane la denomina “vicio de forma del cristianismo”. El argentino Horacio Bojorge detectó hace años que vivimos en “la civilización de la acedia”. Y, muchos siglos antes, el monje Evagrio –el super-experto en el tema de la acedia- lo llamó “demonio de medio día”, y el vicio que más hace sufrir y más problemas causa.

Imprimir
PDF

Cuesta de enero

Escrito por Ianire Angulo.

Parece que este año mi personal “cuesta de enero” está siendo algo más empinada. Como el común de los mortales en algún momento del invierno, he acogido algún virus huérfano que se ha instalado en mí sin permiso previo y me tiene sin voz, durmiéndome por las esquinas, enganchada al paracetamol y andando como si fuera un astronauta en la superficie lunar y cada paso me costara un esfuerzo sobrehumano. Sí, ya lo habréis notado: ¡soy una enferma malísima!

Pero esta tontería que apenas me va a durar el fin de semana (como buena “trabajadora autónoma”… estoy convencida de que el lunes estoy “al pie del cañón”) es una medicina sanísima para hacerme “mascar” la fragilidad humana y su limitación. Un remedio estupendo para ponerme en la piel de quienes, por muchos motivos, tienen que aprender a vivir la pérdida de sus propias capacidades y hacer mía la impotencia de quienes de forma permanente (y no pasajera, como yo) no tienen voz en este mundo. Un recurso estupendo para recordarme que ya tenemos un Salvador… y el mundo va a seguir adelante conmigo o sin mí. Estupendo ponerse enferma de vez en cuando ¿verdad?

Imprimir
PDF

El Ubuntu del Raposo: “Pasión por el todo”

Escrito por José Cristo Rey G. Paredes.

El encuentro no tenía aparentemente ninguna importancia, ni un guión predise­ñado. Y, sin embargo, allá se tomaría el pulso a algo así como una “gran conspira­ción mundial”.

Nos cansan los encuentros en los que no acontece nada, aquellos en los que se repite “lo mismo de lo mismo”. No basta la buena voluntad, ni el voluntarismo. Una cosa es lo que nos imponemos a nosotros mismos los hombres y otra cosa es lo que nos inspira Dios. Yo participé hace poco en un encuentro en el que sí aconteció algo. Tal vez una mirada escéptica se reiría de mis impresiones. La verdad es que para que algo acontezca se necesita “fe” y dejarse “sorprender”. Sí creo en que tales encuentros son posibles, pero es necesario romper esquemas para que la Gracia se derrame.

El extraño grupo: 12 personas por casualidad

La casa del Raposo –un pueblecito a unos 10 kilómetros de Zafra (Badajoz)- puesta a disposicón por unos amigos, se convertía en un punto neurálgico, en un te­rreno magnético, en un escenario discreto para un sueño impresionante.

Imprimir
PDF

Cuestión de calma

Escrito por Fran Caballero.

Solo sabemos que el 2015 es el año de la Vida Consagrada en la Iglesia. Antes de que nos demos cuenta numerosos documentos, estudios sesudos y reflexiones de despacho estarán inundando anaqueles, diciendo y cantando las proezas de nuestra “raza”. En este tiempo en el que todo el mundo parece saber en qué situación se encuentra la vida religiosa, sus males y remedios; cuando a borbotones nacen consejos, palmadas en la espalada y alguna que otra zancadilla… resulta que, será nuestro año. La pregunta del millón es ¿para qué? Y hacia dónde…

La vida religiosa necesita detenerse y pensar, discernir y encontrar el agua del pozo que calma la sed. La urgencia no es llenar los noviciados, sino de llenar la vida de los que ya estamos y de vida nuestras comunidades y presencias. Por desgracia no es lo más frecuente poder visibilizar religiosos o religiosas serenos, que estén viviendo el momento presente como tiempo de gracia. Sigue siendo un clamor, por el contrario, la cantidad de religiosos que se desfondan y que incluso, tiran la toalla. Como si la misión fuese un ente que absorbe y vacía, que aliena y desposee al ser humano de su deseo de plenitud y felicidad. Como si estuviésemos llamados a conjugar un equilibrio imposible entre palabras como misión, oración, descanso, ocio, formación, pastoral… y el hombre y la mujer de hoy que se consagra, estuviese incapacitado para vivir todo de una manera armónica, sosegada, integradora o incluso, por qué no, profética. ¿Qué está pasando cuando un religioso para descansar necesita salir de su comunidad? ¿Cuándo para hacer oración tiene que marchar? ¿Cuándo para encontrar relaciones auténticas y pacificadoras necesita despedirse unos días de sus hermanos? O dicho sin rodeos ¿Qué está pasando con nuestra vida fraterna?

Imprimir
PDF

El relato de Nicolás

Escrito por Mariola López Villanueva.

Me fascinan las historias. Crecí en una cultura oral y no descubrí el gusto por la lectura hasta la adolescencia. Recuerdo que me encantaba irme a casa de una vecina donde se juntaban algunas mujeres y escuchar historias del pueblo. Hay un dicho rabínico que dice: «Dios hizo seres humanos porque le gustan los cuentos». La tradición judía enseña que la distancia más corta entre un ser humano y Dios es a través de un relato.

Tuve la suerte de compartir unas jornadas en Roma con Adolfo Nicolás, el padre general de los jesuitas, un hombre mayor pero con una mirada fresca como de niño, se siente joven el espíritu en él. Sus largos años en Oriente le han hecho un hombre muy sencillo y profundo, en medio de su gran inteligencia y su sentido de los otros. Me conmovía su interés por acoger lo que cada persona del grupo decía, te hacía sentir valioso, siempre encontraba algo a apreciar en lo que los otros expresaban, aunque él tuviera una opinión distinta.

Imprimir
PDF

Los “noes” a la reforma

Escrito por Jesús Garmilla.

Lo de la reforma no es tan simple como parece. Hablamos de ella con excesiva superficialidad. Hay mucho en juego detrás de una presunta reforma eclesial del calibre que nos la presentan o que la imaginamos. Y mucho poder y hasta mucho dinero haciendo de dique inexpugnable. Pero, además, intuyo cierto infantilismo mediático en eso que algunos llaman “la revolución tranquila” de Francisco. (Me pregunto si pueden existir “revoluciones tranquilas”… simplemente por definición). No son pocos, -de dentro y de fuera- que han desenterrado las que creíamos roñosas hachas de guerra. Ya hay “declaraciones explícitas de guerra”, con toda claridad y meridiana beligerancia de todo tipo: dogmática, institucional, litúrgica. Leemos -pasmados- acusaciones de herejía y heterodoxia abiertamente publicadas contra el papa latinoamericano, menospreciándolo como “simple cura rural”. Se habla del “bergoglismo” como plaga, como crápula, casi como aquellos “vientos satánicos que se han colado en la Iglesia”, que decía el terminal papa Montini, aterrorizado por los nuevos caminos que él mismo había ayudado a abrir.

Imprimir
PDF

Hablamos de Fernando Sebastián, claretiano. Nuevo Cardenal de la Iglesia

Escrito por Luis A. Gonzalo Díez.

En el día de hoy, el Papa Francisco ha hecho pública su lista de Cardenales para el próximo consistorio. 19 hombres de probada fidelidad que han de ayudar al Papa en el gobierno de la Iglesia. Entre ellos, el claretiano Fernando Sebastián.
Aludir al P. Fernando Sebastián es tanto como hacer mención de la historia de la Iglesia en España en los últimos 40 años. Una mente lúcida en un corazón moldeado en la fragua del Corazón de María, han convertido a este religioso, no sólo en uno de los teólogos más consistentes de nuestra historia reciente, sino en un pastor esforzado y entregado a un solo servicio: La evangelización.
El itinerario hoy reconocido por el Papa Francisco es, sin duda, brillante. Pero como el de todos los apóstoles no ha estado exento de dificultades, sinsabores, sufrimientos e incomprensiones. En esas circunstancias, como en la que hoy celebramos, el P. Fernando ha mantenido siempre la misma actitud y confianza. Quien vive en las manos de Dios, ha de estar dispuesto a pasar por el camino que el mismo Jesús inauguró.
Hay un rasgo que caracteriza de manera peculiar la vida de este nuevo cardenal. Es su claridad y valentía. Sin miedo a la verdad, dispuesto al diálogo y la escucha, nunca ha renunciado a aquellos principios evangélicos en pro de la popularidad. Y a la inversa, ha sido capaz de mantener el diálogo abierto en circunstancias, bien difíciles, a favor de lograr el sitio que la Iglesia debe tener en el seno de una sociedad secular.

Imprimir
PDF

"MÁS QUE UNA FOTO..."

Escrito por Director.

«Cuando el pobre nada tiene y aún comparte...»

«Más que una foto» tiene hoy un nombre y un rostro: Carmen Pérez Yruela, religiosa de la Presentación de la Virgen María de Granada, de 69 años. Ha descubierto una página nueva e imborrable del evangelio: el día a día de los pobres con los que convive. Desde el centro educacional de Montevideo donde está, hace memoria. Fue Superiora General, directora de colegios, consejera de la UISG, presidenta de la URPA... pero sabe que la vida religiosa es, sobre todo, mirar al futuro y sigue aprendiendo. En su hoy nos trae tres historias que son mucho más que una foto.

A ciertas alturas de la vida y en muchos lugares de este mundo, cuando pareciera que ya se ha aprendido todo, se ha vivido todo, y que hay poco nuevo bajo el sol, de pronto una se da cuenta de que se puede sorprender todavía, de que hay mucho que aprender. Esta vez les voy a contar sobre un aprendizaje a través de la vista, y el oído. La visión de la realidad que estremece, deja el alma en vilo y el pensamiento ahí, almacenando lo visto y se pudiera decir que lo contemplado. Y el oído que escucha relatos cargados de realismo, solidaridad, de palabras que hacen que una despierte cualquier fibra adormecida.

Tres ejemplos bastan para hacerse una idea de cómo los pobres viven el evangelio, esos pobres a los que nosotros tratamos de ayudar y de enseñarles muchas cosas y a los que también hablamos de Dios y de su evangelio como buena noticia. Y de pronto me doy cuenta de que ellos van por delante y se convierten en mis maestros que me ayudan y enseñan con pedagogía viviente.

Imprimir
PDF

LAS MEJORES CONVOCATORIAS DE EJERCICIOS ESPIRITUALES PARA 2014

Escrito por Editor.

Centro de Ejercicios Santa Teresa

Carretera de Burgohondo, 25- 05002 Ávila

Tel. 920 25 34 79 - 657 21 80 60

Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

Ejercicios personalizados para laicos y religiosos (se acordarán las fechas con el ejercitante).

22 febrero. Canciones y relatos para despetar el alma. Luis Guitarra.

23-25 mayo. Retiro “Danzando con los místicos”. Victoria Hernández.

18-26 julio. Cinco días en camino con Teresa de Jesús. Gema Gil, stj y EPJV.

2-10 agosto. E.E. En mesa compartida. Susana Alonso, stj y Mª Dolores Mora, stj.

Copyright © 2013 Vida Religiosa. Todos los derechos reservados.

онлайн фильмы