¡Sabe vivir quien sabe amar!

Nada de lo que nos envuelve le es extraño al amor.

La Vida Religiosa que hemos abrazo muchos y muy diferentes hombre y mujeres, marca, con nitidez, el camino de la felicidad. Y la felicidad consiste en amar, al estilo de como ama Jesús.

 No hay autoridad mayor que el testimonio de la propia vida. No hay sentencia, imperativo legal, norma ética o consejo moral que resuene con tanta fuerza en la vida de las personas como el testimonio de vida de aquellos que hacen confluir en su existencia el difícil equilibrio de lo que dicen, lo que creen y lo que hacen. Esa es la gran enseñanza del Maestro de Nazaret. Yo conozco a gente que vive así. Tú, lector, seguramente que también. Yo aún estoy en camino para conseguir ese perfecto equilibrio. Y a veces el camino se hace duro.

 Y porque hay testimonios creíbles y visibles, por eso hay razones para estar inmersos en esa tensión de poder conseguir esa paz que añora en tantos momentos el alma: felicidad, equilibrio, buena conciencia, alegria, sentido,… o como quieras llamarle.

¿Algo o alguien puede destruir esta utopía?. No. Ni la soledad, ni la inquietud ante las debilidades, ni la pobreza personal, ni el dolor, ni el cáncer, ni los despistes, ni los propios fracasos (Rom 8,35ss) podrán hacernos desistir de vivir el amor, la entrega y el servicio en toda su plenitud.. Porque nada de lo que vivimos le es ajeno al amor. Y por que el que ama no puede pecar. Un amor que tiene su fuente y su fin en aquel que nos ha creado. Esa es la base y la cimentación de todo. Ese es un amor que sólo se hace creíble y verdadero cuando tratamos a los otros tal y como los trató Jesús. Poder vivir así es el mayor de todos los regalos.

¿Difícil? Claro que es difícil ser coherentes y auténticos, lejos de las bambalinas que nos empujan al puro teatro. Pero ¿hay algo en esta vida que merezca la pena y que no cueste esfuerzo?

Ama. Ama en el dolor, en la ausencia, en lo sencillo, en lo cotidiano. Ama a quien te corrige, a quien te juzga y critica. Ama a tu hermano, a tu enemigo. Amate a tí mismo y ama a Dios. Y entonces llegará la armonía, la paz del alma, la serena y permanente felicidad … que suele dibujarse en el rostro. Y que los que están contigo perciben, sin lugar a dudas.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Cáncer: ¿vida o muerte?

Cuando la semana pasada entré en el cuarto de Ilde, su sonrisa, su mirada serena y sus mejillas rosadas me saludaron como si de un ejército se tratara. El combinado de estos tres elementos se enfiló para ir directo a mi corazón, que saltó de gozo, como si de una criatura dentro de mi se tratara. Ilde ha hecho los Votos Perpetuos hace unas semanas. Unos dias antes le dijeron en el Hospital: a lo mejor no llegas!!!!. Y él respondió a los médicos: ¡pues que vamos a hacer si no llego. Lo que Dios quiera!!!. Resuenan en mi memoria, nada más verlo, sus palabras en la acción de gracias de aquella Eucaristía: “me veis aquí por fuera muy bien, pero por dentro está la cosa un poquillo peor”.

Fuerte, 24 años, de Tenerife, apasionado, entregado, vocacionado a la Vida Religiosa, con unas ganas locas de entergarse para siempre a Dios en su Consagración… y se está muriendo…. de cáncer. ¿O está viviendo y dando vida?. Yo creo que está siendo esto segundo. ¿Cuántas veces hemos dicho y escuchado que no vive quien acumula muchos años sino aquel que, viviendo enamorado, reparte mucho amor, mucha ternura, mucho a Dios? Pues eso está viviendo mi hermano Ilde. Nos está dando una lección brutal de entrega, alegría y pasión vocacional. Todas las noches, desde aquella visita, rezo a Dios por él y rezo, así mismo, por su compañero-hermano de habitación a la Izquiera, J.E. y su compañero-hermano de habitación a la derecha, M.A. Ellos custodian su cuarto. Asi me los imagino antes de dormir,, y con ellos, al resto del Teolagdo. Todo en un movimiento silencioso, sencillo, normal, natural… haciendo lo que hay que hacer en este momento: ESTAR!. Sin más nada y sin más todo!. 

¿Hay vida o muerte? Ni a ti ni a mi nos toca responder, amigo lector. Eso lo responde Dios. Y Dios ya ha hablado. En cada gesto, en cada palabra, en cada esfuerzo, en cada lágrima contenida, en esa vida forjada en el corazón  de la Madre, en ese Sí, … hay vida y vida en abundancia. Yo rezo, torpemente, para que se dé el milagro de que mi hermano Ilde sea misionero vivo durante muchos años. Y, sin darme cuente, envuelto en esa discreción que sabiamente Dior armoniza, puede ser que el milagro se esté dando ya. Qué poco tiene que ver la edad y el tiempo con la fecundidad evangélica. Recuerdo estos dias la alegría de los jóvenes mártires de Barbastro. Y retengo en mi retina y en mi corazón la alegría, la mirda serena y las mejillas rosadas de este hombre que Dios lo ha hecho suyo en vida. Gracias por tu existencia, hermano. Vaya regalo!!!.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Esa señora amiga!

Ni a ti ni a mí nos ha pedido permiso,  esta buena señora, para sentarse a nuestro lado. Vaya tela! Es como si quisiera formar parte del decorado permanente de esto que llamamos Vida Religiosa. ¡Y también de otras vidas! Si te digo la verdad, cuando me hablaron de ella, antes de conocerla, me asusté un poco. Pensé que sería una más de tantas que se acercan a nuestra vida y se atreven a jugar con lo prohibido, a seducir lo vetado y a ignorar lo que tú y yo hemos prometido. Luego, con el paso del tiempo me fui sintiendo cómodo a su lado. Y ahora he comprendido que su compañía también llena mi vida!.

                Déjame que te hable de sus harapos. Son embaucadores:

-Cuando el cielo se nubla y el sol se vuelve caprichoso, sin dejarse ver y sin dar lo mejor de sí: el calor, se presenta siempre con un color de melancolía. Sugiere con ese vestido que nada volverá a ser igual. Y cuando se eterniza ese día, permanecer a su lado es como sentir que a nadie le importas y que ella solo es suficiente para sentir el tan necesario y añorado calor de los amigos. En esto tiene arte la tipa!

-Hay ocasiones que aparece radiante; vestida como de fiesta. Te sientes orgulloso de ir a su lado. Todos te miran. Todos te admiran. Vas con ella y sientes que no te falta nadie. Y hasta se escapa una cierta dosis de celo inoportuno, casi, como siempre, imperceptible, a los ojos de los sencillos. ¿Quién pudiera serlo del todo?, Dios mio!.

-Hay momentos en que se vuelve caprichosa, esta buena señora y ¿tal vez por moda?, quizás por realzar su silueta!., se hace presente vestida de negro. Es, entonces, cuando el tiempo parece que no pasa. Y, hasta Dios tiene uno la sensación que se ausenta del ambiente.

-Y el sol, como la claridad del día, antes o después, siempre vuelve. Eso es una gozada!.

                   Su figura, discutible. Su presencia, inquietante. Su existencia, innegociable.

Hasta mañana, señora soledad!

Publicado en Sin categoría | 1 comentario

Pequeños y Grandes!

Después de tres actividades algo frenéticas con jóvenes y adolescentes, en un ritmo típico campamental o de colonias de verano, rodeado por los historiados montes de Loja (Granada)… así de pronto ,y en un paréntesis poco usual en este mes, provocado por el evento único  de la JMJ-Madrid 2011, he llegado a una casa de religiosas formacionistas  en Villagonzalo (Badajoz). No es una casa más.

He llegado aquí a ayudar a un puñado de hermanas a que disfruten del descanso merecido y de la presencia de Dios en sus vidas.Estoy dirigiendo unos Ejercicios Espirituales, recreados en  el silencio, la Palabra de Dios y el testimonio  impresionante de todos aquellos religiosos y religiosas que hace 75 años dieron la vida antes que quitarse el hábito (gesto que les hubiera “salvado de la muerte”): los mártires.

En esta casa me llamó Dios, cuando yo apenas tenía 14 años. Vine a visitar a la “tita pla”, hermana de mi Madre; y la madre Fundadora, Mª José, que partió desde esta casa hacia el cielo en 2005, me dijo: te vas a ir a estudiar a los padres del Corazón de María!.  Y yo, que siempre he sido rabiosamente atrevido, sin saber dónde iba ni en qué historia me metía… acepté el proceso en aquel mismo instante.

Dios es impresionante en sus empeños. No fue ni la fundadora ni yo. Fue él. Siempre es Dios, así de simple, aunque a veces nos empeñemos nosotros en complicarlo todo.

La distancia que va en la fe de ese adolescente, subiendo en Loja al monte Sinaí para realizar su Alianza con Yahvé, o recibiendo la bendición de Abraham tras pertenecer a la nueva humanidad después del diluvio  y la fe de estas mujeres, cuya vida consagrada rezuman ya heridas del camino por tanta entrega y esfuerzo no es otra que el suspiro de un Dios hecho Padre y Madre que acompaña a sus hijos silenciosamente, en cualquier edad, situación y lugar. Nunca debe ser importante lo que hacemos ni con quien lo hacemos. Lo verdaderamente importante, lo trascendente es transparentar a Dios con nuestra vida, tal y como hizo Aquella, cuyo Corazón es fragua de misioneros.

Feliz y apostólico verano, hermanos!!!.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

La belleza del Otro

Andamos de un lado para otro. Déjame que me siente un momento y me recuerde a mí mismo en qué consiste la belleza que mantiene a este mundo en permanente Esperanza: no es la mia, ni la tuya, ni la de n¡inguna miss. La bellaza que da esperanza a nuestro alrededor es la del Creador, recreada en tantas criaturas, siempre dispuestas a buscar lo positivo en medio del dolor; siempre preparadas para levantarse nada mas ver tropezar al prójino; siempre excusando la debilidad, antes que el que la comete se pueda avergonzar; siempre dispuestos a estar, aunque no haya nada que decir. Siempre andando de un lado para otro… y en cualquier dirección, no me veo ni a mi ni a ti… sí a Ese que nos ha contagiado de Alegría. Nadie nos debe seguir por cómo somos, sino por Aquel de quién hemos quedado seducidos.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario