Archivo de la categoría: Sin categoría

Charlas veraniegas

Es tiempo de verano, tiempo propicio para reuniones y encuentros, para charlas distendidas. A veces, nos encontramos amigos y conocidos con los que compartimos vida y trabajos en una comunidad hace años y luego la vida, los destinos de una comunidad a otra, nos han separado. En esos encuentros surge el diálogo y la relación se hace fácil. Es tiempo de verano. Seguir leyendo Charlas veraniegas

Más sobre criterios para las inversiones financieras

Este blog va a ser breve. La Conferencia de Religiosos y Religiosas de España me ha pedido que de una conferencia sobre los criterios para las inversiones financieras en las jornadas que promueve todos los años para administradores de congregaciones religiosas. Seguir leyendo Más sobre criterios para las inversiones financieras

Un artículo sobre el “patrimonio estable”

En estos meses he ido publicando puntualmente una entrada en el blog cada quince días. Unas han tenido más lecturas y otras menos. Pero ha habido un tema estrella: las dos entradas sobre el “patrimonio estable”. No podía ser menos, dada la actualidad del tema y la urgencia planteada por la Santa Sede a los institutos religiosos para determinar su patrimonio estable e introducir el tema incluso en su legislación propia.

La realidad es que el tema no está nada claro. Por eso, añado en esta entrada (excepcional porque se sale del ritmo quincenal) un archivo en que se podrá encontrar el artículo que publiqué sobre el tema hace un tiempo en la revista “Vida Religiosa”. Lo hago porque el tema exige un tratamiento más largo que el que permite un blog como éste. Los lectores se podrán bajar el artículo y leerlo con más detención. Espero que les ayude a reflexionar sobre el tema y a encontrar pistas por donde caminar en esa determinación de lo que es o debe ser su “patrimonio estable”.

El archivo se puede bajar en formato word o en formato pdf, lo que sea más accesible.

Patrimonio estable y Fondos internos (formato pdf)

Patrimonio estable y Fondos internos (formato word)

Tiempo de cierres contables

Después de diciembre viene enero. Es una verdad de Perogrullo pero tiene su cosa. Antes se hablaba de la cuesta de enero. Después de los gastos navideños se hacía difícil llegar al fin de mes en enero. Para los que estamos metidos en cuestiones administrativas, este mes es también complicado. Significa mucho trabajo. Significa, para la mayoría, revisar contabilidades, cerrar ejercicios contables de comunidades, actividades y organismos mayores. Por si no fuera poco, hay que hacer también los presupuestos del año siguiente. Todo en el reducido plazo de un mes. Si nunca falta el trabajo pendiente encima de la mesa, en este mes la acumulación llega a niveles de cuasi-desesperación. Seguir leyendo Tiempo de cierres contables

La Navidad y la buena administración

No es este tiempo para sesudas reflexiones sobre la economía y la administración. Trataré de no ponerme muy trascendental. La Navidad nos invita a contemplar un Dios que se regala sin límites y sin condiciones. Es un niño que es un amor. Lleno de fragilidad nos fortalece en la esperanza y nos anima a seguir caminando. ¡Ese Niño vale la pena! Si alguna vez se pudo decir de él que no se sabía que iba a ser, nosotros ya sabemos lo que fue y lo que es: el testigo mejor que tenemos del amor de Dios, el mismo amor de Dios, el Dios-Amor hecho carne. Y ya sabemos cómo va a terminar su historia: entregándolo todo, entregando la vida por amor. Seguir leyendo La Navidad y la buena administración

La misión cuesta dinero

Hace un tiempo la ecónoma general de una congregación me pidió si podía ir a dar una charla a una reunión de sus ecónomas. El tema era algo así como los bienes al servicio de la misión. Con ese tema, como se puede comprender, se pueden decir muchas cosas. Se puede hablar una hora y varios días. Pero muy en síntesis, creo que es importante decir algunas cosas básicas sobre este asunto. Seguir leyendo La misión cuesta dinero

Una Propuesta (quizá) Interesante

Hay un punto en las economías de los institutos que habrá que cuidar con mucho mimo desde ya. Se trata de todo lo referente a las inversiones financieras. Por la sencilla razón de que la vida de muchos institutos ya depende más de sus rendimientos que del trabajo de sus miembros. Porque la mayoría se dedican a apostolados gratuitos o porque la edad ha hecho que los ingresos por salarios hayan disminuido. Seguir leyendo Una Propuesta (quizá) Interesante