Archivo mensual: agosto 2011

Tengo sed de Dios, del Dios vivo:

El creyente sabe que Dios no es para él una idea, pues lo ha conocido como fuego que abrasa, como caudal inagotable y limpio de agua que refrigera. El creyente no se acerca a Dios para pensarlo, sino para abrasarse … Sigue leyendo

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Enviados a los pobres:

Si con Cristo he sido ungido por la fuerza del Espíritu, con Cristo soy enviado a llevar a los pobres una buena noticia. Si soy de Cristo, mi zurrón de cristiano no llevará más viático que el de la luz … Sigue leyendo

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Mi Dios, mi todo:

Me pregunto quién es el orante del salmo con que nosotros hemos orado hoy: “Te doy gracias, Señor, de todo corazón; delante de los ángeles tañeré para ti”. Con estas palabras pudo orar Eliacín, siervo del Señor, llamado por Dios … Sigue leyendo

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Los traeré a mi monte santo:

“Así dice el Señor: -A los extranjeros los traeré a mi monte santo, los alegraré en mi casa, aceptaré sobre mi altar sus ofrendas”. Las palabras de la profecía desvelan al creyente un proyecto que, por ser de Dios, ha … Sigue leyendo

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

«Señor, sálvame»:

Esta oración del apóstol Pedro es siempre un grito: el suyo, el de una Iglesia que en la tempestad confunde a Jesús con un fantasma, el de un creyente que empieza a hundirse lastrado por el miedo, el de cada … Sigue leyendo

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario